Webinars, webinarios o seminarios online. Hablamos de ellos el pasado martes en Onda Cero Alicante. ¿Qué son los webinars y para qué sirven?

La palabra es la mezcla de web y seminario, es decir, una conferencia o seminario que uno o varios ponentes imparten a través de Internet. Las necesidades son las mismas que para una conferencia real: ponente o ponentes, sala para impartirla y público asistente.

Cómo se organiza un webinar

Para empezar debes considerar de qué va a tratar tu webinar, a quien va a ir dirigido y cómo los vas a involucrar. Hay webinars que son nada más presenciales (los asistentes sólo escuchan) mientras que otros son interactivos, permitiendo a todos los asistentes participar con audio y/o video en la conferencia, como si estuvieran en un evento real.

Cuando tengas elegido la fecha, el tema y el público de tu webinario, lo comunicas por mail o por redes sociales. Normalmente son gratuitos y abordan temas que aportan verdadero valor a las personas, les facilitan la vida y son muy útiles. Esa es la perspectiva; no hablas sobre lo que tú quieres contar sino lo que a otras personas les puede resultar útil de lo que tú sabes. Ese es el enfoque para que triunfe un webinario.

Logística para un webinar

Tienes que alquilar una “sala” de conferencias virtual donde impartir tu webinar. Cuanto más grande, más elevado será su precio. Tienes herramientas gratuitas que te proporciona Google con Hangouts (a través de YouTube) o también en Anymeeting.

En plataformas de pago las más conocidas son Go to Meeting/ Webex/ Gotowebinar

go-to-webinar

Pantallazo de precios de alquiler de sala para webinario en www.gotomeeting.es/webinar

Una vez inscrita, en la conferencia, dejando su correo electrónico, a la persona le llega un correo con el enlace al webinario. Para asistir debe hacer clic y, si no tiene instalado el programa, le aparece directamente el enlace para instalarse el programa necesario en su ordenador.Una vez instalado, entra en la “sala” donde está el presentador, ponente e invitados para hablar del tema en cuestión.

Personalmente, como vengo del mundo de la radio, me gustan más los webinars que son de audio solamente: escuchas en directo la voz del ponente/ponentes mientras en la pantalla ves sus diapositivas o una pizarra en blanco donde va escribiendo según explica.

Es muy fácil acostumbrarse a una conferencia virtual. Por ejemplo, en GotoWebinar, en un extremo de la pantalla tienes dos iconos, dos manitas con flechas arriba y abajo y un cuadradito donde puedes escribir tus dudas mientras la persona está hablando. Cuando el profesor dice “que levante la mano…” o “¿alguna duda?”, levantas la mano virtual y él te abre el micrófono de tu equipo o micrófono y webcam para que los demás oigan tu pregunta.

Y escuchas a tus compañeros de aula, personas de todo el mundo. Maravilloso.

¿Los webinars sirven para vender?

Sí. Pero su contenido no debe estar orientado a la venta, sino a ayudar a los demás compartiendo con ellos tus conocimientos. Seguramente, al final del webinario el organizador te propondrá participar en algún curso o evento de pago.

Y eso no debe sorprenderte. Esa persona ha invertido mucho tiempo en organizar el webinar, crear las páginas y las plataformas donde te puedes inscribir,  promocionarlo y darlo a conocer, contactar con invitados, impartirlo.

Y eso para ti es gratis. Para ellos no, les cuesta tiempo y dinero para que los asistentes se lleven información de mucho valor. No te sorprenda que al final, te animen a comprar un curso online para profundizar en el tema que has visto. Si quieres lo compras y si no,  te han dado de forma gratuita formación para mejorar tu vida

sala-auditorio

¿En qué se diferencia un hangout de un webinar?

La plataforma para los hangouts es YouTube, desde donde das conferencias en directo para todo aquel que se apunte por correo o por gmail. Puedes tener hasta 9 invitados. 10 en total para organizar un debate, por ejemplo, sobre redes sociales.

La plataforma para un webinar ya es más parecida a una “sala de conferencias virtual” y proporciona herramientas de participación del público como las que te he comentado.

¿Qué es lo mejor de los webinars?  En mi opinión, que cualquier persona puede compartir sus conocimientos con todo el mundo, en tiempo real a través de internet. Y cualquier persona puede recibirlos en estos webinar.

Suscribo totalmente a Alvaro González Alorda cuando dice:

“El conocimiento está en Internet. Al final, sólo iremos a formaciones presenciales cuando el profesor realmente nos inspire”