Por Marisa Picó.- Esta campaña electoral está siendo bastante pobre en cuanto a propuestas y demasiado densa en acusaciones, amenazas y echar la culpa de todo al gobierno. Más de lo mismo.

Pero nos ha interesado saber hasta qué punto los candidatos se han puesto las pilas en internet. El martes pasado, en Onda Cero Alicante, hablamos con Luz Sigüenza sobre la “sociabilidad” de los dos principales candidatos a la presidencia del gobierno, analizando sus páginas web, sus perfiles en facebook y sus cuentas en twitter.

En general, se puede decir que se han puesto las pilas en el uso de herramientas 2.0 para llevar su mensaje a los internautas.

En un primer vistazo y muy superficial, Mariano Rajoy comparte mejor en el ámbito 2.0, la web del candidato popular es más usable y mucho más sociable. El acceso al programa electoral es más sencillo (el de Rubalcaba está casi escondido al final de una página demasiado larga). El candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba resulta mucho más beligerante en su tono y en su mensaje, mientras que Rajoy vive su momento dulce y se puede permitir un lenguaje más neutro y superficial. Por cierto, en facebook, un militante entusiasta ha creado la página de apoyo con el nombre de Alfredo Pérez Rubalcaba, lo que ha dejado al candidato sin url propia y aparece como “Con Rubalcaba”. Su principal adversario pone nombre y dos apellidos en su perfil de facebook, Mariano Rajoy

El videomarketing ha sido la herramienta fundamental de ambos candidatos, porque cada vez la gente lee menos y el audiovisual es un lenguaje que todo el mundo entiende. Ambos priman el directo en sus campañas con sendos canales de streaming en sus páginas web donde se les podía ver en tiempo real en sus apariciones públicas.

Una última reflexión personal para terminar: los políticos se han puesto las pilas en el uso de la herramientas 2.0, pero sólo son eso, herramientas. Si además de utilizarlas bien compartieran historias y propuestas de verdadero valor para los votantes -y no para sus partidos- seguramente el domingo iría mucha más gente a votar. ¿Se lo habrán planteado?

Yo aún no sé a quién voy a votar ¿y tú?