Quieres vender por Internet. Te montas una plataforma online y esperas a que lleguen los clientes….Cri-cri-cri ¿qué pasa? Hay muchos factores que influyen en que tu producto llegue a los consumidores y en su decisión de compra.

vender-por-internet

Si tu oportunidad es ser igual, no es una oportunidad

Déjame preguntarte una cosa ¿Porqué deben elegirte a ti o a tu negocio? Tanto si hablamos de trabajo como de clientes o inversores debes tener bien clara esa respuesta en tu cabeza. Y no valen respuestas tipo porque ofrezco “buena calidad a buen precio”, “porque doy una atención personalizada” o “porque tengo precios competitivos” ¿Acaso tu competencia no lo hace?

La respuesta a cómo diferenciarme para vender por internet tiene varios niveles de respuesta, básicamente:

1) qué te hace único y diferente en el mercado

2) comunícalo pensando en emociones, no en razones objetivas de compra.

3) acomete acciones offline que beneficien a tu público objetivo. Y comunícalas

¿Difícil? Déjame enseñarte una práctica habitual en mis cursos y quizá te ayude a averiguar tu factor diferencial, tu fortaleza, el valor que aportas al mercado para vender por Internet o offline:

Averigua lo que te hace único en el mercado.

Coge lápiz y el papel y busca un lugar tranquilo para responder a las siguientes preguntas.

  • ¿En qué eres bueno?
  • ¿En qué eres muy bueno respecto a la competencia?
  • ¿En qué eres/puedes ser “el mejor? Sólo UNA RESPUESTA.

¿Cómo puedes trasladarlo a tu negocio/producto para venderlo por Internet? Ese es tu valor diferencial, tu alma de empresa, tu espíritu. Debe estar presente en todos tus soportes online y offline, en tus acciones, en tu filosofía de empresa. Por ejemplo, “Mi diferencia es la motivación que transmito”, entonces nadie en tu empresa debe transmitir desgana por teléfono.

El resto de valores y ventajas que te han salido en la lista también debes comunicarlos y ser fiel a ellos en tus promociones, en tu estrategia de Comunicación, pero siempre, debes tener claro ¿porqué deben contratarte A TI?

Comunícalo pensando en emociones, no en razones objetivas 

La decisión de compra es emocional más que racional, por tanto, debes disparar al corazón para resultar elegido. A la hora de comunicar esa diferencia piensa en las motivaciones de la persona a la que te diriges para elegirte ¿Qué problema tiene que tu vender-por-internetproducto resuelve? Por ejemplo, tu diferencia es que eres el primero en desarrollar un producto tecnológico que pone en contacto a jóvenes para compartir coche.

  • Diferencia- Ser el primero.
  • Público objetivo: jóvenes que estudian fuera de su casa y quieren gastar poco en los desplazamientos del lugar de estudios a su ciudad.
  • Necesidad del público objetivo: ver a la familia gastando el menor dinero posible.

Desarrolla el concepto y crea necesidad apuntando al corazón “estar con los tuyos”, “echas de menos tu casa”,etc…Los términos “abrir mercado”, “innovar”, “satisfacer la necesidad de transporte económico” son demasiado amplios y demasiado fríos para tu público objetivos. Esos podrían estar bien para un informe económico o un inversor pero de cara al cliente final, para vender por internet un viaje a casa a los jóvenes no serían apropiados.

Piensa como el cliente para dirigirte a él ¿qué necesidad emocional cubres de esa persona? Los seres humanos estamos dispuestos a pagar por aquello que nos facilita la vida, que nos resuelve un problema y que nos hace más felices. Si comunicas esos valores emocionales y los asocias a tu marca, es difíci que caigas en una guerra de precios donde siempre alguien venderá más barato.

Comunica SIEMPRE tu valor diferencial ¿Porqué tengo que elegirte A TI? ¿Me lo quieres contar? Estaré encantada de escucharte.