Esta es mi carta de los deseos para los Reyes Magos y el año que acabamos de estrenar.

Queridos Reyes Magos:

Allá donde estéis en primer lugar quiero daros las gracias por todas las personas, momentos fantásticos y oportunidades que me habéis traído en 2017.

  • A todos mis alumnos y participantes en las formaciones, por permitirme compartir el camino del aprendizaje con vosotros.
  • A otros formadores de Oratoria, por llevar este Arte a un mundo que calla o grita.
  • A mis maestros, por facilitarme nuevas herramientas para gestionar la comunicación con la vida.
  • A mis maestras, sí en femenino, que con su ejemplo han resquebrajado mi techo de cristal.
  • A mis padres, por estar ahí. Siempre.
  • A mi chico por comprender mis locuras, hacerlas técnicamente posible y su apoyo incondicional.
  • A mi hijo, que cada día me enseña lo sencilla que es la vida cuando se mira con los ojos de un niño.

Y a tantas y tantas personas que habéis dejado vuestra huella en mi camino. Por todo ello: GRACIAS.

 

Como sois magos, espero que no os importe que no os pida regalos, sino otras cosas que a lo mejor os suenan extrañas ….pero como me conocéis tampoco os puede extrañar que os pida lo siguiente:

 

Cambiar el lenguaje:

Tu lenguaje crea tu realidad

Que “intentar” desaparezca de nuestro vocabulario de intenciones. Llevamos cuatro días de este mes y llevo cuatro días intentando hacer deporte. ¿Lo he hecho? Obviamente no. Mañana lo hago y punto. ¿Mañana? Como decía el maestro Yoda “Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes”.

Que los “no quiero” sustituyan a los “no puedo”. Cuando pienso que “no puedo” hacer algo me cierro todas las opciones siquiera para intentarlo. Si digo “no quiero” la opción sigue ahí, abierta y disponible aunque fuera de mi zona cómoda.

Que llamemos a las cosas por su nombre, con plena conciencia y libertad de acción. Que no llamemos “miedo” a lo que en el fondo es comodidad.  Muchas veces no somos conscientes de que esa actividad nueva que nos causa pavor es simplemente una defensa de nuestro organismo para quedarse en aquello que controla y no le supone un gasto extra de esfuerzo ni energía. Muchas veces no somos conscientes  de los beneficios secundarios que nos reporta hacer lo mismo de siempre. Decir “no puedo”, muchas veces, implica que las oportunidades las aprovecha otro que se atreve. Por ejemplo: “soy incapaz de hablar en público” y le dice al compañero/a “por favor, presenta tú al ponente/ el informe”…es decir,  haz mi trabajo. Tú estás más cómodo y el ascenso se lo lleva el compañero.

 

 

bailar-expresion-corporal

Foto: actinginlondon.co.uk

Bailar, bailar y bailar

“Aquellos que fueron vistos bailando solos fueron tachado de locos por quienes no podían escuchar la música”. Nietzsche.

Os pido que en 2018 bailemos muchísimo, acompañados o solos, prácticamente a diario, dejando que nuestro cuerpo se exprese en aquello que siente a través del movimiento. Dejando que se manifieste desde su esencia y con plena conciencia de libertad.

No estoy hablando de “bailar”, sino de dejar que el cuerpo cuente lo que el alma siente. Como mis alumnos bien saben, los resultados son asombrosos. A todos los niveles: expresivo, energético, emocional, dinámico, lenguaje no verbal,…

 

Curiosidad infinita

experimentar-creatividad

Foto: marismawellnesscenter.files.wordpress.com

La curiosidad de un niño para explorar nuevas formas de hacer las cosas. Creo que los adultos lo llamamos innovación o creatividad.

¿Os habéis fijado lo que hace un bebé cuando le das cualquier objeto? Lo mira, lo muerde, lo huele, prueba su textura golpeándolo, qué usos tiene, cómo suena….y le da utilidades imposibles e inimaginables. Está pensando de manera creativa y curiosa.

 

Cuestionar más, acatar menos.

Vivimos en una sociedad donde parece que cuestionar lo establecido está mal visto. El que pregunta es el que “hace el ridículo”o “queda en evidencia”. Quedemos en evidencia, pues. Siempre desde el respeto. Argumentando, debatiendo y abriendo nuevas posibilidades a un sistema que necesita nuevas soluciones para nuevos problemas.

Como formadora, queridos Reyes, os pido alumnos preguntones, inquisidores, inquietos. De esos que te obligan a ser mucho más concreta, mucho más concisa, bajar mucho más al barro y dar respuestas que son muchísimo más útiles, aplicables a la vida de las personas y, en definitiva, las que transforman de verdad.

Los conceptos, los conocimientos, las grandes ideas son necesarios para marcar un camino e inspirar nuestras acciones. Y son mágicos cuando les damos cabida en nuestra vida diaria, cada uno a su manera. Uno de los mejores momentos de mi trabajo como formadora en Oratoria, un intangible, es cuando un alumno me dice “eso es muy interesante….pero ¿para qué sirve?”.

Como formadores a veces damos por sentado que basta con poner esas nuevas ideas al alcance de las personas para que ellas las integren y les transformen. Y nos equivocamos.

Como madre, te pido que mi hijo también cuestione, debata y argumente. Quiero una sociedad discrepante, educada en el respeto y la riqueza de opiniones para que después las personas to

 

La transformación viene de la acción, no solo del conocimiento.

 

trans-formacion

Foto:muycomputerpro.com

Salud para seguir el camino.

Esto es lo más importante. Más salud para continuar caminando sin sobresaltos ni ladrones de vida. Más recursos para la investigación del cáncer. Un cambio de hábitos de alimentación que nos permitan sentirnos bien, estar sanos y llevar la vida que queremos (no hablo de dietas ni de adelgazar). Y más deporte para generar esa energía y vitalidad tan necesarios en nuestra rutina.

Si solo puedo elegir una cosa, me quedo con esta última. Y para todos.

 

Espero que vosotros también tengáis muchísimos regalos y que vuestra Magia perdure a lo largo de todo el año. Gracias de nuevo y ¡Feliz 2018!