No soy futbolera, debo ser una de las pocas en este país y eso me permitió observar una cadena de acontecimientos el pasado domingo durante el partido de final de la Eurocopa, que puso la guinda a una serie de desaciertos e informaciones erróneas, que relatan muy bien en este blog. Adelanto conclusiones “en titulares” que decimos los periodistas: negligencia informativa, uso político espúreo de redes sociales y una gran oportunidad perdida para medios de comunicación tradicionales. Y, sobre todo, falta de un Plan  Oficial de Gestión de Crisis en Medios Sociales.

Básicamente los hechos de esa noche fueron los siguientes:

20.45 h a 22.40 aprox. se juega el partido de la Eurocopa

22.30 h entro en twitter para ver cómo evolucionan los incendios, siguiendo los hastags #ardevalencia #ifcortesdepallas y #ardehellin

Me llama la atención la cantidad de RT que tiene el siguiente mensaje “Fuego a sólo 5 km de la central nuclear de Cofrentes”, la mayoría de ellos sin comentarios añadidos: los usuarios compartían la información para darle notoriedad ante un evento tan preocupante. La mayoría de RT estaban en el hastag #ardevalencia, que fluye como un grifo abierto a chorro, es casi imposible de leer.

Uno de esos tuits, presuntamente, de la ex ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, retuiteado 110 veces.

 

Busco información contrastada acudiendo a medios de comunicación: ediciones digitales de prensa, cadenas de radio y tv. Nada, sólo fútbol.

Mando un tuit a medios de comunicación y periodistas destacados que veo activos en twitter (tuiteaban acerca del partido). Nada, sólo fútbol.

 

A esas alturas, en media hora escasa, en el hastag #ardevalencia ya se hablaba directamente de alerta nuclear. También en facebook.

Me voy a las agencias de noticias, EFE y Europa Press. Veo que hay otros usuarios que ya les han preguntado sobre la veracidad de la información. Sin respuesta, sólo fútbol.

 

Siento impotencia absoluta ante la falta de información oficial. He cubierto varias catástrofes como periodista (entre ellas los incendios de 1994 en Valencia) y sé lo importante que es acudir a fuentes oficiales para no alarmar innecesariamente y dar información veraz y contrastada.

Ante la falta de información, los mismos usuarios de internet empiezan a buscar fuentes oficiales en twitter y enlazan con la web de la Central Nuclear de Cofrentes, que se hacía eco de que el viernes habían puesto en marcha un generador diésel para que las interrupciones de luz no afectaran al funcionamiento de la planta y con la web del Consejo de Seguridad Nuclear.  Sin novedades en ambas. Estaban haciendo el trabajo de los medios de comunicación, cómo no, pendientes del fútbol.

Diarios digitales empiezan a alertar de un incendio cerca la central nuclear (recordemos que sin confirmación oficial)

Por fin, a las 23.45 Emergencias de la Generalitat Valenciana desmiente que el fuego esté cerca de la Central Nuclear de Cofrentes en su canal oficial de twitter (@gva_112cv) en el hastag #ifcortesdepallas y poco después también lo desmienten los Bomberos de Valencia (@bombersvalencia). Los usuarios van compartiendo el desmentido poco a poco en #ardevalencia y se van tranquilizando.

Tras momentos de auténtica angustia, muchos tuiteros daban las gracias a bomberos y a la generalitat por dar una información veraz de desmentido. Una alarma nuclear no es ninguna tontería. Lo pasamos realmente mal. Poco después llegaba también el comunicado de la Agencia de Seguridad Nuclear

Mi interpretación. Una de tantas que se pueden hacer

Organismos oficiales

Sólo hicieron falta DOS tuits de fuentes oficiales para acallar un rumor tan grave como puede ser una alarma nuclear ¿Era tan difícil dejar de ver el partido? Otra serie de rumores circularon por el hasta los días del incendio. Echo en falta una estrategia oficial definida para combatir bulos 2.0 y coordinada entre Generalitat, bomberos, municipios y Cruz Roja.

Medios de comunicación: una oportunidad perdida

Lo primero que buscó la gente fue precisamente a los medios tradicionales, la radio, nuestra querido transistor de siempre, donde sólo había fútbol. También buscaron en la radio de los medios 2.0: twitter, donde sólo había RT y un rumor que se hacía cada vez más grande.

La prensa, la radio, la televisión son los medios que buscamos cuando hay una catástrofe porque beben de fuentes oficiales y contrastan las noticias. En este sentido, los medios tienen una misión de utilidad pública que, claro, es difícil de cumplir cuando están despidiendo periodistas, centralizando la información y despedazando redacciones locales que son las que mejor pueden informar en este tipo de eventos. Una ocasión de oro desperdiciada para crecer en prestigio frente a la comunidad 2.0, que al fin y al cabo también son su audiencia y cada vez más amplia.

 

Uso político de twitter.

Me parece una temeridad que una exministra de Medio Ambiente (imagino que es su twitter porque no tiene bio)  o alguien en su nombre haga RT de un suceso tan grave como puede ser una alarma nuclear. ¿Sólo insensata? No creo en las casualidades. Y menos aprovechando para criticar a Rajoy en el mismo tuit y durante un partido que mantiene pendiente a medio país.

El hastag #ardevalencia se caracterizó esa noche por:

  • críticas al gobierno por la falta de medios en prevención y extinción de incendios
  • críticas a Rajoy por estar viendo el partido y no coordinando el operativo de extinción
  • preocupación y alarma por la “cercanía del fuego a la Central Nuclear”
  • compartir información y fotos de las personas cercanas a los incendios.
  • alabar la labor de bomberos y voluntarios

Al final, mucha carga política,uso político de twitter e información alarmista y no contrastada. Flaco favor a las redes sociales como fuente  información.

La perla de la noche

Y, mientras media Comunidad Valenciana se quemaba, me encuentro con esta perla, que me recordó a Bisbal con Egipto.

 

Quería compartir con vosotros estos hechos y mis interpretaciones, que pueden ser o no acertadas, pero creo que de la cadena de hechos se pueden aprender muchas cosas para mejorar la efectividad de la información en la cobertura informativa de catástrofes, tanto en medios tradicionales como en medios sociales.

Por supuesto, es de justicia reconocer la gran labor informativa que están haciendo los compañeros de medios de comunicación del evento en redes sociales (especialmente @radioalicante y @radionou), así como el esfuerzo de los servicios de emergencias (@gva_112cv @cruzroja y @bombersvalencia). Y toda mi solidaridad con los efectivos de extinción de incendios que han perdido a un compañero en el incendio de Cortes de Pallás.

Fuentes para este post: @silviacarceles @CristinaNarbona @Agtesforestales @gva_112cv @bombersvalencia @Mariano_Torres @laurymat @jotafer89 , Adrián Perelló, Carlos Albo, Miguel A. Mañez