Los cursos online han cambiado la forma tradicional de enseñar

Los cursos online han cambiado las formas de enseñar

Internet ha cambiado la formación tal y como la entendíamos, al darnos la posibilidad de impartir cursos online a cualquier alumno en cualquier parte del planeta. Sólo es necesaria una conexión a la Red, puede ser por tablet o por móvil, ni siquiera hace falta ya un ordenador.  El alumno elige qué quiere aprender, cómo lo quiere aprender, cuándo lo quiere aprender y con quién. Toda una revolución.

Las reglas del juego han cambiado. Para mal de aquellos profesores anclados en sempiternas presentaciones y temarios repetidos curso tras curso. Y para bien de quienes creemos en la riqueza del conocimiento compartido y en la igualdad de oportunidades que brinda Internet, mediante la formación online, tanto para los docentes como para los alumnos. Siempre he sido firme partidaria de hacer encuestas anuales a los estudiantes universitarios y el profesor que saque malas calificaciones de manera reiterada deje su lugar a otro con mejor metodología y ganas. Una nota media sostenida desde 2007 que se mantiene entre 8,5 y 9 sobre 10 no está mal ¿no? pues para el Sistema no es suficiente, simplemente valora otras cosas.

Aprender no es igual a formación Bienvenido sea este cambio de paradigma. Gracias a que hemos salido de las aulas y navegado por Internet somos más exigentes con lo que elegimos aprender. El conocimiento está ahí, gratuito, gracias a los millones de enlaces y cursos que compartimos millones de internautas diariamente en Internet y en redes sociales.

Aunque parezca contradictorio, Internet ha revitalizado la figura del Maestro, del Mentor, que va mucho más allá del simple profesor que transmite conocimientos en sus cursos. Buscamos  alguien que nos inspire, que nos guíe por donde ellos ya han pasado para evitar fracasos innecesarios. Ya no basta un curso online con un buen contenido porque ese contenido ya está en la red y seguramente de manera gratuita porque alguien ha decidido compartirlo con el mundo. Esa es la magia

Todo esto comenté el pasado martes en Onda Cero Alicante, con Lola Torrent, siguiendo el hilo de la magnífica presentación de  Alvaro González Alorda  “The end of teaching”, que te dejo al final de este artículo.  Estas son sus reflexiones finales, que comparto totalmente (y perdón si la traducción del inglés no es del todo fiel):

 1. Los profesores necesitan desafíos y experimentar para crear nuevas formas y métodos de enseñanza

2. La formación presencial será un lujo y sólo pagaremos aquellos profesores que realmente nos inspiren. El buen contenido ya no es suficiente.

Sí, mundo ha cambiado. Ahora son los alumnos quienes tienen el poder de decisión. Y bienvenido sea. Los mejores resultados para los mejores cursos online. Como debe ser ¿o para los que mejor posicionados están en Google? Ahí lo dejo.

Fuentes para este post: @agalorda