Lunes, 16 marzo. Me levanto temprano, a las 7, con el ánimo de poner en marcha el proyecto que planifiqué ayer y que en teoría debería salir el miércoles….pero mientras desayuno recuerdo que un compañero del curso de locución publicitaria nos recomendó una app para practicar doblaje.

Se llama Madlipz, está disponible para Apple y Android ¡y es divertidísima! Empiezo a ver vídeos doblados por otros usuarios sorprendiéndome de qué creativa es la gente y qué burra puede ser a veces. Os la recomiendo para que le pongáis vuestra voz a Donald Trump, a Obama, a Bob Esponja, actores famosos, a animales, dibujos animados, etc. ¡Cuidado! Escuchar las versiones antes de enseñárselas a los niños, que hay auténticas animaladas.

Y allá que me pongo a probarla…Este es el resultado.

Total, las 9 y pico de la mañana y yo sin hacer nada «de provecho» (creo que este concepto habrá que revisarlo en estos días). Decido dedicar el día a actualizar el blog con entradas sobre el Club de Oratoria que no había podido realizar y del cual estoy deseando retomar la actividad presencial.

Educación online.

Entra mi hijo al despacho, diciendo ¡tengo clase y me acabo de enterar que empezaba a las 8! «Asiste» online a su clase donde diferentes profesores les están mandando ejercicios y deberes diversos. Se agobia ¡pobre! porque entra todo de golpe. Imagínate que en lugar de un jefe tienes 9 y cada uno te manda una tarea distinta en la misma mañana. Le comento que priorice los trabajos por fecha de entrega, con un refrán muy sabio que a mí me ayuda en picos de trabajo.

Olivica comía, huesesico al suelo.

Sé que es muy simple, pero funciona. Primero una cosa, luego otra.

Para los niños tiene que estar siendo muy duro no poder quemar la energía que tienen, ya inagotable en circunstancias normales. Ayudo a mi hijo a instalar un segundo monitor a su ordenador para que pueda trabajar con dos pantallas y vaya viendo tareas y materiales al mismo tiempo.

Tener una rutina de «ir» a clase aunque sea en su habitación, sin duda les va a hacer más llevadera esta situación. Ocupar las horas es todo un reto en una sociedad donde nos educan para trabajar y consumir.

Paso el día actualizando el blog y lo que empezó como un día divertido con la herramienta de doblaje se torna en preocupación porque ya nos avisan de que el confinamiento va a durar más de los 15 días previstos inicialmente. No es información oficial pero en todas partes escuchamos que habrá que prolongar #yomequedoencasa.

En China han estado 50 días confinados, pero confinados de verdad. Al vivir bajo otra cultura y en un sistema autoritario las personas están más acostumbradas a obedecer y a realizar sacrificios en favor del bien común. En nuestros estados democráticos han pesado más durante varios días -cruciales- las libertades y derechos democráticos que la imposición de medidas restrictivas.

Por la tarde escucho que a partir de mañana se cierran fronteras a todos los no nacionales. Me alegro porque no tiene sentido que aquí estemos en casa y los ingleses celebrando maratones y simplemente con recomendaciones. Y «que se mueran los que se tengan que morir». El premier británico opta por preservar la economía antes a las personas mayores. Con dos cojones. ¿Y los ciudadanos no se manifiestan en contra? Dos más grandes.

Hoy digo en el balcón ¡Viva España! con más fuerza que nunca. Me alegro de vivir en un país donde se cuida a las personas antes que al dinero.

Y también doy gracias por el profesorado y el sistema educativo y social que disfrutamos

Herramientas descubiertas:

Instagram.

Madlipz

Aules (escuela online de la Generalitat Valenciana)