Viernes, 27 de marzo. Una de las necesidades humanas más básicas a nivel emocional es la Comunicación. Hablar, compartir, sentirse escuchado, sentirse apreciado, sentirse amado. Y es una de las restricciones más crueles de este confinamiento: el no poder hablar en persona con los seres queridos.

El viernes anterior celebramos otro «café», virtual, con compañeros de la comunidad de Oratoria Training Camp y uno de los aspectos que más me llamó la atención fue la frase repetida de «lo que más valoro es haber podido hablar y expresarme, hacen falta más cafés iniciativas como ésta». No me estaban pidiendo contenido formativo ni especialistas ni consejos. Solo hablar.

Así que la sesión online de este viernes la enfoco tipo «café», con la psiquiatra Victoria Soler. Una profesional con la que abordamos «Salud Mental en tiempos de confinamiento» de una manera valiente, clara, cercana y muy cálida. La pantalla que nos separa desaparece y hay preguntas e intervenciones muy muy valientes de los participantes.

Aquí te dejo la grabación de su intervención, en la que nos cuenta, entre otras cosas:

Cómo dar malas noticias. Fallecimientos, ERTES, EREs

Cómo cuidar nuestra salud emocional durante el confinamiento.

Cómo distinguir un «bajón» normal de ánimo de una situación que requiera atención psicológica profesional.

Al final, como ves, terminamos de una forma divertida y amena y, al menos yo, sintiéndome mucho mejor sabiendo que es normal, bueno y sano compartir la tristeza que todos sentimos estos días.